Quantcast
El tiempo en Mijas

Miércoles 26/01/2022

La Virgen de los Dolores, con su nueva corona

La corona fue impuesta por Josefa Alarcón con ayuda del hermano mayor

Bendición de la corona

Las concejalas Verónica Ensberg, Tamara Vera y Natalia Martínez

Entrega de reconocimiento a Miguel Ángel Martín

Entrega de reconocimiento a Josefa Alarcón

Reconocimiento a Francisco Villasclaras

Reconocimiento a José Ignacio Ruiz

Reconocimiento a Yeray Carretero

Reconocimiento a Ainhoa Leiva

Miembros de la archicofradía, con concejalas del equipo de gobierno

El alcalde de Mijas y el primer teniente de alcalde

Los ediles del PP Silvia Marín y Daniel Gómez

Numerosos fieles la acompañaron en la procesión

La Asociación Músico-Cultural Coros y Danzas de Mijas bailó y cantó para la Virgen

Los portadores del trono, tras el encierro

El alcalde, con miembros de su equipo de gobierno y el hermano mayor

Reportaje especial publicado en Mijas Semanal

Reportajes

Mijas vive el 75 aniversario de la bendición de la Virgen de Los Dolores

  • La Archicofradía del Dulce Nombre de Nuestro Padre Jesús Nazareno no pudo celebrar las actividades el año pasado por la pandemia

La imagen luce desde el sábado una nueva corona, regalo del pueblo, los actos culminaron con la procesión del domingo

La Archicofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores ha vivido este fin de semana momentos para el recuerdo. Con motivo del 75 aniversario de la bendición de la imagen, la archicofradía ha preparado una serie de actos que no pudieron celebrarse el año pasado por la pandemia. La imposición a la Virgen de una nueva corona, regalo del pueblo de Mijas, fue uno de los más emotivos. El pasado sábado se la impuso la hermana más longeva de la archicofradía, Josefa Alarcón, de 98 años, con ayuda del hermano mayor, José Javier Martín. Para Josefa fue un orgullo: “Ha sido lo más grande porque eso yo no me esperaba. Es algo de mucho respeto y yo me he sentido muy bien y muy satisfecha”, confesó Alarcón, para quien la Virgen de los Dolores es muy especial: “yo a la Virgen la adoro y la respeto, yo soy mucho de la iglesia, me gusta mucho”, aseguró la hermana.

Además de ser un regalo del pueblo, la corona está llena de simbología: “Se ha hecho para que, dentro de la corona, esté la aparición de la Virgen de la Peña, se ve su imagen y los dos pastorcillos, y luego lleva detalles como el ancla de la Esperanza y la cruz con el sudario de la Soledad porque en su momento tuvo varias advocaciones porque como nada más que estaba ella como imagen dolorosa, la sacaban el Viernes Santo de una manera y el Jueves Santo, de otra”, recordó el hermano mayor de la archicofradía. El autor, el orfebre Miguel Ángel Martín, añadió otras simbologías. Así, apuntó que la corona también “lleva a San Sebastián, por ser el titular de la ermita donde está la archicofradía y el escudo de Santo Domingo, por la unión que tienen ellos con la hermandad”. Realizada en los talleres Orfebrería Montenegro de Mijas con dos kilos de plata, oro y dinero donado por el pueblo, la corona es un regalo de los mijeños para su Virgen de los Dolores. “Esa es una de las partes más importantes que tiene el trabajo, que al final se ha hecho con la donación de muchísima gente del pueblo de Mijas y la parte sentimental está ahí porque se ha usado esa plata para labrar la corona”, apuntó Martín, que ha empleado la técnica del cincelado y repujado buscando un diseño que se ajustara a la talla, recordando “a las del siglo XVIII”.

La corona se impuso tras ser bendecida durante una misa oficiada por el párroco de Mijas Pueblo, Francisco Villasclaras. Tras la eucaristía, la archicofradía recordó con mucho cariño a los miembros que ya no están y se entregaron medallas y reconocimientos a Josefa Alarcón y al orfebre, así como un reconocimiento al párroco Francisco Villasclaras. También se tuvo una mención a las camareras y vestidores de la Virgen a lo largo de los años, dándoles un reconocimiento a los actuales: José Ignacio Ruiz, Yeray Carretero y Ainhoa Leiva.

 

Procesión extraordinaria

Los actos por el 75 aniversario de la bendición de la virgen continuaron ayer domingo con otra jornada para el recuerdo: la procesión extraordinaria de la imagen, que lució la nueva corona, desde la parroquia de la Inmaculada Concepción de Mijas Pueblo hasta la casa hermandad de la archicofradía. Para el hermano mayor, la procesión fue “una alegría”: “Esto ha sido gracias a la junta que tengo detrás, que está trabajando día a día, luchando, y al cuerpo de albacería que se ha dejado la vida porque brille tanto el día, como el trono, como todos los enseres”.

La Banda La Soledad de Cantillana puso sus sones a esta procesión extraordinaria, que contó también con la participación de los Coros y Danzas de Mijas, que cantó y bailó para la Virgen de los Dolores en la plaza de la Libertad. Tampoco faltaron allí la lluvia de pétalos y las mecidas ante la ermita de San Sebastián a la Virgen, a la que se dirigían las miradas de numerosos fieles que no dudaron en acompañarla: “Los mijeños han vuelto a disfrutar de sus tradiciones después de dos años donde no hemos tenido ninguna procesión que haya recorrido nuestras calles y, precisamente por eso, quizás este 75 aniversario, con un año de retraso, tiene un especial sentido y simbolismo. Han sido dos años difíciles, en los que las hermandades y los colectivos sociales lo han pasado mal y era importante recuperar nuestras tradiciones”, apuntó el alcalde de Mijas, Josele González (PSOE), quien participó junto con otros concejales de la corporación en la comitiva procesional. “Ha sido un acto muy emotivo, ya se necesitada después de dos años prácticamente sin salir por las calles de Mijas de manera procesional y ha sido una procesión llena de sentimientos, de mucha nostalgia y, verdaderamente, ha sido brillante con este día maravilloso”, añadió el primer teniente de alcalde, José Carlos Martín (Cs). 

Desde el equipo de gobierno agradecieron a la archicofradía su esfuerzo por estos actos. Por su parte, desde el PP de Mijas, la edil Silvia Marín felicitó a los hermanos por los “preciosos momentos” que dejó la procesión para los mijeños, “desde la imagen estrenando corona” al “buen paseo por las calles de Mijas”. Así, la concejala destacó el paso del trono por la calle Carril, “el parón en la puerta” de la ermita o, entre otros, “la llegada a la casa hermandad”.

Estos y otros momentos ha hecho que la de ayer sea una procesión para el recuerdo para muchos mijeños: “A mí me ha encantado, la verdad; la música preciosa, maravillosa, y las calles, como son pequeñitas y recogidas, han hecho que el recorrido sea muy bonito”, apuntó, entre el público, Isabel Burgos.

La procesión fue posterior a una misa, oficiada también por el párroco de Mijas Pueblo, que vio con buenos ojos la salida extraordinaria de la Virgen: “Como el Obispado ha dado un permiso, la archicofradía ha aprovechado muy bien estas circunstancias y, aunque sea Navidad, nunca es tarde si la dicha es buena y, además, de las cosas de Dios cuantas más mejor y, si están bien hechas, estupendo”, manifestó Villasclaras.

Traslado suspendido

Los actos con motivo del 75 aniversario comenzaron el pasado viernes con una ofrenda floral a la Virgen en la ermita de San Sebastián y el traslado de la imagen hasta la parroquia de la Inmaculada Concepción, un acto que no se pudo hacer por el viento, aunque eso no evitó que el quinteto de metales de la Banda de Música La Paz de Málaga le dedicase varias marchas a la dolorosa. “En La Muralla y el paseo el viento es insoportable para una imagen y eso puede ocasionarle daños y no queremos arriesgarnos a dañarla”, afirmó el pasado viernes el hermano mayor explicando así los motivos por los que no se efectuó el traslado programado.

 
  • Reportaje especial publicado en Mijas Semanal