Quantcast
El tiempo en Mijas

Miércoles 06/07/2022

Actualidad

La Alquería retoma su tradicional fiesta de la Cruz de Mayo

  • La asociación de vecinos organizó este fin de semana tres jornadas de convivencia

Los vecinos de La Loma de La Alquería recuperaron la fiesta de la Cruz de Mayo tras dos años de pandemia.

Durante la tarde del domingo hubo buñuelos para la merienda.

El alcalde de Mijas, Josele González, saludó a los asistentes.

La concejala de Fiestas, Tamara Vera, se abraza con una de las bailarinas.

Los vecinos prepararon una rica fideuá.

Los bailes dieron color a la fiesta.

La alegría no faltó en La Loma de La Alquería.

Raúl Fernández participó en el montaje de la cruz de mayo.

Las vecinas durante la ofrenda floral.

El alcalde y concejales del Grupo Municipal del PSOE con vecinos de La Alquería.

Concejales del Grupo Municipal de Cs con vecinos de La Alquería.

El edil no adscrito Juan Carlos Maldonado asistió a la fiesta.

Tras casi tres años de parón por la pandemia, se celebró la ofrenda floral a la cruz y el famoso columpio de La Alquería volvió a balancearse

Emocionados han vuelto a retomar los vecinos de La Alquería su tradicional fiesta de la Cruz de Mayo. Durante tres días, la asociación de vecinos La Loma de La Alquería organizó el pasado fin de semana un amplio programa de actividades. “Hemos vuelto a nuestra tradicional verbena de La Alquería, hoy en día nuestra fiesta de convivencia, después de más de dos años de parón y la sede cerrada. Y la verdad es que ha venido mucha gente en estos tres días de celebración, hemos tenido una muy buena aceptación”, comentó la presidenta del colectivo vecinal, Yolanda Sedeño. 

La fiesta arrancó el viernes con la tradicional ofrenda floral a la Cruz de Mayo. Raúl Fernández, con amplia experiencia en esto, se encargó del montaje. “Este año con la ayuda de los vecinos hemos vuelto a organizar nuestra tradicional Cruz de Mayo de nuestra verbena. Hemos utilizado este año una variedad de flores distinta a la de otros años. Este año la cruz lleva rosas, rosas de pitiminí, claveles, clavellinas, estate, llamanovio y lentisco”, explicó Fernández, quien también recordó el origen de esta tradición religiosa de festejar el culto a la Cruz de Cristo: “Según cuenta la leyenda, Santa Elena encontró la cruz verdadera de Jesucristo y fue el día 3 de mayo y desde entonces se conmemora esta fiesta”.

Sobre el escenario actuó el grupo de baile de la Universidad Popular de Juan Jesús Leiva y se encargó de amenizar la velada Isabel Gámez. El sábado fue la comida del socio. Y como plato principal, una impresionante fideuá. “Está hecha con mucho cariño y realizada con productos de primera calidad, por lo que creo que tiene que estar buena a la fuerza. El protagonista aquí es Pepe y yo le he echado un cable, que siempre viene muy bien”, explicó Francisco Moreno, Paco ‘El leyes’, como todos conocen a este vecino, uno de los cocineros de la jornada. 

 
  • El primer edil, Josele González, conversó con los vecinos.

 

Apoyo municipal

El alcalde de Mijas, Josele González (PSOE), no quiso perderse la celebración y estuvo acompañado por varios concejales del equipo de gobierno en su visita a La Alquería. El primer edil valoró el esfuerzo de la asociación y su directiva por mantener vivas estas tradiciones. “Después de este tiempo de parón, ahora nos reencontramos aquí de nuevo en la sede de la asociación para disfrutar de los bailes tradicionales, de los grupos de la Universidad Popular, de cómo los grupos de jóvenes, mayores, los adultos, todos en general, están aquí todos juntos para disfrutar de esta tradición tan nuestra. Quiero agradecer también a la directiva, y en especial a la presidenta Yolanda, el esfuerzo que ha realizado en estos últimos meses y semanas. Todo ese trabajo conjunto también con el Ayuntamiento, porque hemos estado en contacto diario para la celebración de esta fiesta y quería agradecer ese esfuerzo voluntario de todos”.

En la misma línea se expresó el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Mijas, José Carlos Martín (Cs): “Después de prácticamente tres años sin hacer este tipo de celebraciones es una satisfacción volver a estar con los vecinos, en este caso de La Alquería, que organiza una magnífica jornada de convivencia, desde el viernes con bailes, coros, comida para socios, etcétera, hasta hoy domingo que la fiesta termina con esos maravillosos buñuelos. Agradecer su esfuerzo por volver a retomar nuestras tradiciones y organizar esta jornada de convivencia y hermanamiento”.

 
  • La tradición del columpio siempre está presente en esta fiesta.

 

Una celebración con mucha tradición 

Dos de las actividades más esperadas de la fiesta de La Alquería tuvieron lugar el  domingo. De nuevo volvió a balancearse el famoso columpio de esta zona rural. “Esto lo he conocido yo de toda la vida, de mis tíos, de mis padres… Todo lo que es la fiesta de la cruz, la fiesta de La Alquería que antes se hacía en las casas de los vecinos y el columpio estaba en un algarrobo”, rememoró Conchi Postigo, la vecina que en esta ocasión se encargó de interpretar los cánticos que antaño se hacían cuando los mozos pretendían a las mozas meciéndolas en el columpio. 

“Ya viene la Cruz de Mayo, ya se van los segadores, y ya se quedan las mocitas haciendo los mecedores”, cantaba Postigo, mientras se montaban varias parejas en el columpio a modo simbólico. Como el caso de Miguel Marín y María Ángeles Martín, casados desde hace casi 50 años. “Nosotros nos conocimos de chiquitillos, cuando el columpio no existía, pero hemos hecho el columpio en otras ocasiones”, rememoró Miguel. “Esta es una tradición muy bonita que tienen que seguir para siempre”, añadió su esposa. 

Y para poner el broche de oro a esta fiesta de convivencia, la vecina Encarna Sedeño volvió a preparar sus tradicionales buñuelos. En esta ocasión, “solo” utilizó 15 kilos de harina, explicó Encarga, quien asegura que el éxito de sus buñuelos no tiene ningún secreto. “Yo no sé cuál es el secreto”, añadió. 

“La masa es muy sencilla, lleva harina, agua, sal y levadura”. Eso sí, comentó, “hay que amasar y amasar a mano, a puño, con paciencia y mucho cariño”. Seguro que ahí está la clave. Que no todo el mundo tiene las manos de esta vecina que se mostró emocionada por volver a celebrar esta fiesta. “Ya son casi tres años sin haber podido hacer nada y ver ahora esta sede con tanta gente y que haya tenido tanto éxito pues la verdad que me encanta”, comentó mientras continuaba dando forma, friendo y sacando del aceite hirviendo sus exitosos buñuelos en su punto perfecto de cocción. Una fiesta entrañable, la de La Alquería, que ya echaban mucho de menos los vecinos de esta zona rural.  

 

 


 

Comparte esta noticia desde el siguiente enlace: https://mijascom.com/?a=24205

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai