El tiempo en Mijas

Martes 16/04/2024

Reportajes

Mijas rinde homenaje a Juan Molina ‘El Fragüero’ 

  • Numerosos amigos y vecinos acompañaron a la familia en el emotivo acto con el que se recordó a este vecino y “artista del hierro” 

La familia de Juan Molina 'El Fragüero', miembros del equipo de gobierno, los responsables de la escultura y amigos junto a la fragua

Momento en el que el alcalde de Mijas, Josele González, e Isabel, la viuda de Juan, descubrían la escultura relieve en hierro

El regidor mijeño, junto a la edil socialista Laura Moreno e Isabel Benítez, viuda de Juan.

Isabel agradeció al Ayuntamiento y a los asistentes el homenaje en memoria de su esposo

El alcalde de Mijas junto a los hijos de 'El Fragüero', Julio y Juan, y su viuda Isabel

Julio destacó que Siempre nos hemos sentido muy orgullosos de su padre

Juan agradeció a familiares y amigos por acompañares

El acto se llevó a cabo junto a la fragua del Barrio Santana

A la cita acudieron muchos amigos y familiares de Juan Molina 'El Fragüero'

El alcalde junto a familiares del homenajeado

Mijas Comunicación grabó íntegro el acto, podrán verlo próximamente en Mijas 3.40 TV

La plaza junto a la fragua se llenó para la ocasión

El regidor destacó la figura de Juan Molina como persona y como

Francisco Muñoz (izqda.) y Salvador Madueño, autores de la escultura

En la escultura se refleja la figura de Juan Molina trabajando y junto a uno de sus perros

Su hijo Juan lleva tatuada la figura del fragüero en el brazo

Son muchos los rincones de Mijas que lucen elementos de la fragua de Juan Molina

El pasado viernes se descubrió una escultura y una placa en su honor en la fragua del Barrio Santana 

El pasado viernes 22 numerosas personas se dieron cita en la fragua del Barrio Santana convocadas por el Ayuntamiento de Mijas, el motivo: rendir un homenaje a la memoria de Juan Molina Santaella ‘El Fragüero’, fallecido recientemente, un hombre, aseguran tanto desde el equipo de gobierno como desde la familia, “muy querido por todos en su pueblo”. 

El acto comenzó con las palabras de su hijo, Julio Molina Benítez, que acompañado por las notas de la guitarra de Paco Aragón, habló de su padre. “Desde una edad muy temprana, mi abuelo le instruyó unos años en el arte de la fragua, aunque lamentablemente fue muy poco tiempo, porque cuando mi padre tenía 14 años falleció mi abuelo. Con lo poco que le enseñó y junto a su madre, tuvieron que sacar la familia adelante, siendo un total de 6 hermanos y siendo él el mayor. Mi padre nos contaba que tenía que lavar y peinar a sus hermanas para llevarlas al colegio, ya que su madre se tenía que ir a trabajar muy temprano, luego él se iba a trabajar en la fragua”, narró ante los presentes Julio, quien destacó que su padre les inculcó el “sentirnos orgullosos de nuestras raíces, ser humildes y afrontar las cosas con valentía. Siempre nos hemos sentido muy orgullosos de él, de la gran fuerza que ha tenido para seguir adelante por muchas dificultades que le surgieran, así lo ha demostrado hasta el fin de sus días”. 

 
  • Momento en el que el alcalde de Mijas, Josele González, e Isabel, la viuda de Juan, descubrían la escultura relieve en hierro

El siguiente en tomar la palabra fue su hijo Juan, que con el repique del martillo en el  yunque, con la fragua de fondo, dijo: “damos las gracias al alcalde y a todos los miembros del Ayuntamiento por haber hecho esto posible. Gracias a los que han realizado la escultura del herrero, Francisco Muñoz y Salvador Madueño, que sabemos que lo han hecho con mucho cariño”, además dio las gracias “a familiares y amigos, que nos habéis acompañado en tan duros momentos y también hoy por acompañarnos en este acto tan emotivo y bonito hacia mi padre”. 

El alcalde de Mijas, Josele González (PSOE), junto a la viuda de Molina Santaella, Isabel Benítez y sus hijos, fue el encargado de descubrir la escultura, el regidor le entregó a la familia, además, una placa de cerámica obra del desaparecido ceramista mijeño Pepe Almirón. “En recuerdo a Juan Molina Santaella ‘El Fragüero’, quien, con gran esfuerzo y cariño por la profesión y siguiendo los pasos de su padre, Juan Molina Romero, forjó parte de la historia de Mijas en esta fragua del Barrio Santana”, reza junto a la escultura.  “Estoy muy agradecida al pueblo de Mijas, porque le habéis demostrado lo que le queríais. Yo sé que lo queríais muchísimo, pero más lo habéis demostrado, así que muchas gracias a todos”, señaló entre lágrimas Isabel Benítez, viuda de Juan, que no solo hizo llorar a los presentes con sus palabras, también les hizo reír, contando algunas anécdotas de los 47 años al lado de Juan, un hombre, asegura su viuda, muy tímido y con un corazón enorme, por ejemplo, compartió con los presentes una historia de cuando eran novios y ella venía a visitarlo desde Alhaurín: “Aquí, que no se ve”, dijo señalando a la fragua, “está cerrada, había una cueva un poquito más chica y ahí tenía su oficina. Y cuando terminaba, pues en vez de irnos para casa de su madre, pues nos quedábamos los dos ahí, los dos encerraditos un ratito en la oficina, me trae unos recuerdos maravillosos que no voy a olvidar nunca, así que para que os riáis un poquito, que no va a ser todo lágrimas y lágrimas”. 

 
  • El alcalde de Mijas junto a los hijos de El Fragüero, Julio y Juan, y su viuda Isabel

Por su parte, el alcalde mijeño, en su intervención, destacó que “son muchos los rincones de Mijas que tienen trabajos de fragua hecho por Juan”, figura que González además destaca entre “aquellos vecinos que con su esfuerzo y tesón diario contribuyeron a construir la Mijas que conocemos hoy en día”. “Entre martillazos, aprendió a amar esta profesión desde muy pequeño, ya que tenía a su lado al mejor maestro que podía haber tenido, su padre, Juan Molina Romero. De padre a hijo, este artista del hierro logró expandir el legado familiar en su taller de Osunillas, desde allí supo guiar este oficio hacia el futuro y adaptando la fragua a los nuevos tiempos y enseñando a todo aquel que quisiera aprender una técnica centenaria. Tradición y avance podían andar de la mano y Juan lo supo desde el primer momento, así transformó un oficio de supervivencia en un taller de verdadero arte”, señaló el alcalde de Mijas, quien añadió que “este año nos dijo adiós, pero hoy, junto a su mujer Isabel y a sus hijos, Juan y Julio, estamos aquí para honrar su memoria y reconocer todo el legado que nos dejó a través de sus manos en este barrio de Santana”.  Y es que Juan ha dejado un legado formado por piezas de incalculable valor, forjadas artesanalmente que podemos ver en los hogares mijeños, en las fachadas de las casas, como son las tradicionales rejas, algunos de estos elementos forman además parte del patrimonio histórico de Mijas, como la misma fragua del barrio Santana.  

 

Escultura en hierro 

Y nada mejor para recordar la memoria y el buen hacer de El Fragüero, que una escultura de hierro, en la fragua en la que este mijeño se forjó en esta profesión de las manos de su padre. El proyecto es obra de los trabajadores municipales y amigos del propio Juan Molina, Francisco Muñoz y Salvador Madueño. “Diseñamos más o menos, lo que podemos ver en este elemento ornamental, nos inspiramos porque Juan era un gran herrero-fragüero. Le gustaba la cacería y siempre tenía un perrillo por aquí, así que también hemos incluido el perro, a él además le gustaban los caracoles en el hierro y ahí nos inspiramos también”, explicó Salvador. Por su parte, Francisco añadió que “él ha sido un artista en lo suyo, como él no ha habido quien trabajara la fragua. Yo he estado alrededor de 15 años trabajando con él, a mí me han enseñado el oficio, y a parte de un maestro, ha sido como si fuera un padre, trabajaba como nadie. Estoy muy agradecido de haber trabajo en este proyecto”. 

 
  • La plaza junto a la fragua se llenó para la ocasión

El regidor y la familia han agradecido a los trabajadores municipales que se han encargado de la estatua, “para que cada vez que pasemos por aquí, por este inmueble municipal como es La Fragua, para que recordemos siempre la figura de Juan Molina ‘El Fragüero’ y que no olvidemos nunca esas figuras tan importantes que ha tenido el pueblo, que tiene nuestro pueblo”, resaltó González. La familia volvió a mostrar su agradecimiento. “Él pasaba por aquí y decía ‘me entra una cosita por el cuerpo cuando paso’ y yo le decía que a mí también porque tengo unos recuerdos preciosos”, dijo su viuda, mientras que su hijo añadió que “me ha parecido precioso, tanto la escultura como el detalle del Ayuntamiento hacia mi padre, que ha sido muy querido por todo el mundo y todo el mundo ha tenido muy buenas palabras para él siempre, gracias”. 

 

 

Comparte esta noticia desde el siguiente enlace: https://mijascom.com/?a=28694

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai