El tiempo en Mijas

21/07/2024

Actualidad

El alquiler del coche accidentado el sábado podría desvelar la identidad de los ocupantes

  • Un perro propiedad de las víctimas hallado con vida en la zona podría ayudar a confirmar las identidades
Cargando el reproductor....

Los investigadores están realizando pruebas de ADN a los supuestos familiares de la persona que alquiló el vehículo que cayó de la AP-7 a La Sierrezuela

La Guardia Civil sigue trabajando en averiguar la identidad de los dos ocupantes del vehículo que el sábado, a las nueve y cuarto de la mañana, se precipitó del puente de la AP-7 y cayó a la calle Pozo de La Sierrezuela, en Mijas. El estado en el que quedó el vehículo y las víctimas, completamente calcinadas, impidió su reconocimiento, por lo que los agentes investigan su identidad.  

Según ha podido saber este medio de fuentes cercanas al caso, el alquiler del coche accidentado podría confirmar la identidad de uno de ellos, el que figura en el contrato, por lo que los investigadores han llamado a los supuestos familiares para hacer las pertinentes pruebas de ADN.

El hallazgo de un perro

Por otro lado, un perro hallado en la zona del siniestro al día siguiente del accidente por una vecina de La Sierrezuela podría ayudar a confirmar la identidad de las dos víctimas mortales. Según diario 'Sur' “los agentes comprobaron que el animal, de la raza pomerania, presentaba manchas de gasoil y estaba muy nervioso” y que “tras las gestiones practicadas, los efectivos comprobaron que el can viajaba dentro del vehículo siniestrado y que pertenecía a la joven fallecida en el accidente junto a su pareja, ambos residentes en San Pedro de Alcántara”. El animal, afirma el rotativo, “finalmente, ha sido entregado al hermano de la víctima”.

Gas de la risa

Este diario también publica que el coche siniestrado “transportaba gas de la risa y que el vehículo se incendió tras el accidente y después se produjo una explosión de varias de las botellas que llevaba en su interior”. 

Dificultades del caso

En los primeros momentos de la intervención en el accidente, los efectivos pensaron que se trataba de un hombre pero explicaron que “una vez se realizó la primera atención, se comprobó que eran dos adultos que estaban unidos y de ahí la confusión inicial”. Fueron varias llamadas las que alertaron al 112 de la existencia de un vehículo ardiendo a los pies de la AP-7, a la altura de la calle Pozo de La Sierrezuela. Según indicaron los testigos, el turismo se salió de la vía y se precipitó desde el puente de la autopista a la altura del kilómetro 209. El resultado del siniestro, dos personas fallecidas, el conductor del coche y un acompañante, cuyos géneros no se podían confirmar por estar los cuerpos irreconocibles.  

El automóvil quedó en la vía completamente calcinado, hasta donde acudieron los servicios de emergencia, tanto efectivos del 061, como bomberos de Mijas y Fuengirola, mantenimiento de la vía, Guardia Civil, Tráfico y la Policía Local. Estos confirmaron que el coche había caído desde la AP-7. De forma inmediata se activó el protocolo por muerte judicial.

Comparte esta noticia desde el siguiente enlace: https://mijascom.com/?a=31106

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai