El tiempo en Mijas

Martes 18/06/2024

Actualidad

La práctica hace al maestro: Bomberos Mijas realiza un simulacro en La Candelaria

  • Los entrenamientos de los cuerpos de seguridad son parte esencial de su trabajo para poder afrontar las emergencias de la mejor manera posible

El simulacro ha incluido el rescate de un compañero

Los bomberos usan cuerdas como guía en entorno de visibilidad nula

La práctica ha tenido lugar en la planta menos tres del aparcamiento de La Candelaria

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

La práctica ha tenido lugar en la planta menos tres del aparcamiento de La Candelaria

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

El simulacro ha incluido el rescate de un compañero

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Se ha empleado humo frío para simular un incendio

La práctica ha tenido lugar en la planta menos tres del aparcamiento de La Candelaria

La práctica ha tenido lugar en la planta menos tres del aparcamiento de La Candelaria

La práctica ha tenido lugar en la planta menos tres del aparcamiento de La Candelaria

Consistió en una práctica de extinción de incendios y de salvamento en el aparcamiento lagunero con humo frío incluido

El estruendo de la alarma antiincendios se clava inmisericorde en los tímpanos y se mezcla con la respiración tensa en el interior de la máscara antigás. La situación es extrema: un fuego con varios focos se ha originado en la planta menos tres del parking de La Candelaria (Las Lagunas) y hay varias personas atrapadas. La visibilidad es nula y el tiempo de reacción primordial para que no haya que lamentar víctimas mortales, ni entre los civiles ni entre los bomberos que acuden al rescate… Afortunadamente, esta descripción no relata un suceso real, sino tan sólo una práctica puesta en marcha este martes 11 por Bomberos Mijas para afinar sus capacidades a la hora de afrontar cualquier emergencia.

Y es que, cuando hay un incendio o un accidente, confiamos en los cuerpos de seguridad. Pero ¿qué hacen los bomberos cuando no están actuando? Pues entrenando con este tipo de simulacros sus habilidades para cuando llegan las emergencias reales, tal y como relata el cabo de bomberos del servicio de extinción de incendios y salvamento de Mijas, Antonio Villalba: “La intención es realizar todo el despliegue que debemos afrontar en la extinción de un vehículo incendiado en un garaje. En esta ocasión se ha elegido la planta menos tres, por ser la que está más baja, y se ha inundado con humo técnico para realizar la búsqueda y rescate de una persona y a la vez realizar la extinción del vehículo”.

 
  • Se ha empleado humo frío para simular un incendio

Pertrechados con un equipo que pesa una media de 30 kilos, doce bomberos coordinados por dos mandos, realizaron este simulacro que incluyó el rescate de un compañero al que se le agota el oxígeno en mitad del fuego y en un entorno de visibilidad cero para el cual los bomberos de Mijas han entrenado, incluso,  con personas invidentes.

“La orientación en entornos con mucho humo es una práctica que hemos realizado en cursos anteriores, con instructores de la ONCE, pero que aquí ponemos en uso también porque, por regla general, en los incendios no se ve absolutamente nada debido al humo”, aseguró Villalba, “y practicamos con algunos instrumentos como cámaras de visión térmica, o elementos más rudimentarios como las cuerdas guía”. 

 
  • El simulacro ha incluido el rescate de un compañero

El entrenamiento es una parte primordial que proporciona las herramientas necesarias para intervenir del modo más eficaz cualquier emergencia, por ello los simulacros “se intentan hacer periódicamente, tantos los que se hacen en el parque de bomberos como las que realizamos en instalaciones municipales, para así conocer el sitio y saber cómo afrontar cualquier problema”. 

El simulacro ha dejado unas imágenes espectaculares que, sin embargo, no son nada, nos aseguran los bomberos, con una situación real en la que la visibilidad se reduce a cero. Un entrenamiento físico que se suma al mental porque además de la resistencia corporal, la sangre fría debe dominar los nervios de los bomberos para que todas sus salidas tengan un final feliz.

 

 

Comparte esta noticia desde el siguiente enlace: https://mijascom.com/?a=31097

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai